Home / CAJA DE SORPRESAS / Así atraparon a los presuntos asesinos de Fátima
Gladis Giovana y Mario Alberto hasta este jueves sólo eran acusados de intento de cohecho por ofrecer dinero a los agentes que los detuvieron / Foto Internet

Así atraparon a los presuntos asesinos de Fátima

Gladis Giovana y Mario Alberto huyeron con sus tres hijos a casa de unos tíos pero fueron denunciados
Excelsior 
México.- Gladis Giovana y Mario Alberto, los presuntos asesinos de Fátima, se ocultaron en casa de los tíos de él, en el municipio Isidro Fabela, Estado de México, donde fueron reconocidos por vecinos de la comunidad, quienes los denunciaron. Así empezó y terminó la cacería de la pareja sobre la que todo mundo se hace conjeturas.
Gladis Giovana, la mujer que sustrajo a Fátima de la escuela y se la llevó con rumbo desconocido, y su esposo Mario Alberto y los tres hijos de ambos, estaban huyendo de la Ciudad de México pues sabían que ya los buscaban acusados de secuestrar y asesinar a la menor de siete años de edad.
Las autoridades saben que el domingo estuvieron en Tlazala, que es la cabecera municipal. Ahí se reunieron con la prima hermana de Mario, identificada como Reyna Rosas.
En tanto, los agentes capitalinos los buscaron en dos casas de Tláhuac y una de Xochimilco, pero nada.
Esta es la vivienda donde la pareja se escondió con todo e hijos para evadir la justicia / Foto Internet
La tarde del miércoles, Gladis Giovana y Mario Alberto fueron descubiertos en el municipio mexiquense. Según el reporte oficial, a las 19:20 horas, tres personas se acercaron a miembros de la Guardia Nacional que patrullaban la zona en dos camionetas.
Les dijeron que habían reconocido a la pareja que estaba saliendo en las noticias, relacionada con el secuestro y asesinato de una niña en la Ciudad de México. Les dijeron dónde estaba y los llevaron con ellos.
Junto con agentes de la Policía Municipal, se encaminaron hacia la colonia La Palma; ahí los encontraron. El informe de su captura detalla que, al verse descubiertos, Mario Alberto ofreció dinero a los agentes para que no los detuvieran. Por este motivo los arrestaron acusados de cohecho.
Funeral de Fátima el lunes pasado / Foto Internet
Tras ser arrestados, los dos fueron llevados a instalaciones de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México, en Atizapán de Zaragoza.
El lugar fue rodeado por elementos de la Policía de Investigación estatal, miembros de la Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad del Estado.
Fueron puestos a disposición del Ministerio Público. Ahí se les hizo un examen médico. Se les fotografió de frente y perfil. En su fotografía, Gladis Giovana aparece llorando. A su esposo se le ve tranquilo.
Ambos fueron encerrados en las galeras de la fiscalía. El lugar fue asegurado y es custodiado por un grupo especial de agentes que no permite el acceso a nadie que no esté autorizado.
Las autoridades esperan enviarlos en el transcurso de las próximas horas a la Ciudad de México, la Policía de Investigación espera la orden de aprehensión en su contra para encerrarlos por el crimen en contra de la pequeña Fátima.
Hasta el momento, las autoridades solo pueden acusar a la pareja de cohecho, por tratar de extorsionar a los agentes que los detuvieron.
Sin embargo, este delito no es considerado grave en la ley mexicana, por lo que la Fiscalía de la capital tiene 48 horas desde su captura para lograr la acusación por el secuestro y asesinato de la niña de siete años.
Video de una cámara de seguridad donde se observa el momento en que Gladis se lleva a Fátima / Foto Internet
Omar García Harfuch, secretario de Seguridad Ciudadana de la capital, dijo este jueves en una conferencia de prensa, que la detención fue posible gracias a una denuncia hecha ante las autoridades. 
Otros medios han informado que una tía de Mario Alberto, identificada como Irma Reyes, fue quien denunció a éste y a su esposa Gladys, quienes al parecer intentaron ocultarse en la casa de esta mujer, donde llegaron el 15 de febrero junto a sus hijas y rentaron una habitación desvencijada sin muebles donde se escondieron hasta la noche del miércoles.
Harfuch dijo que “hay una gran cantidad de indicios y evidencias para obtener las órdenes de aprehensión”.
Abundó que la noche del martes fue registrada la vivienda de la pareja en un barrio localizado al sureste de la capital, donde fueron decomisados objetos que permiten vincular a Gladys y Mario Alberto con el crimen. Entre estos objetos estaba la ropa que llevaba la mujer el día que secuestró de la niña y cinchos de plástico que, según Harfuch, fueron usados para inmovilizar a la menor.
Tras seis días desaparecida, el fin de semana pasado el cadáver de Fátima Aldriguett Antón fue hallado en bolsas de basura y con señales de haber sido torturada. Fue un fallo mortal de los protocolos de las autoridades del colegio, que deja ir a la niña con una desconocida, Gladis, y del proceder de la Fiscalía local, que retrasó la denuncia de desaparición de la menor durante más de 24 horas.

About admin

Check Also

Ofrece EU 15 millones por Maduro

El presidente de Venezuela es acusado de lavado de dinero y narcotráfico; éste acusa al …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *