Home / HECHO EN MÉXICO / ´No hay muro que frene a narcodrones´
Los carteles de la droga han estado experimentando desde el 2015 con el uso de drones para burlar la vigilancia de la Patrulla Fronteriza / Foto Internet

´No hay muro que frene a narcodrones´

Los cárteles han demostrado ser un organismo eficaz que evoluciona y se ajusta para seguir con su negocio a través de la frontera, asegura experto antinarco
La Jornada/AFP
 “Los drones son la próxima fase en la ofensiva de los carteles de la droga para burlar el Muro de Donald Trump”, asegura convencido Mike Vigil, el veterano ex jefe de las operaciones internacionales de la agencia antinarcóticos de Estados Unidos DEA.
 “Por eso es una estupidez su proyecto para ampliar el Muro. No servirá de nada”, insiste en una conversación con La Jornada Sin Fronteras.
Vigil, uno de los mejores conocedores de los carteles de la droga en México, recuerda que la apuesta por el uso de dones se remonta al año de 2015, cuando un drone cargado con más de 3 kilos de droga sintética conocida como “crystal”, cayó en el estacionamiento de un supermercado de la Zona Río en la ciudad de Tijuana, muy cerca de la frontera con Estados Unidos.
“Desde entonces, supimos que los carteles estaban experimentando con el uso de drones para burlar el Muro y transportar droga sin ser detectados por los radares de la patrulla fronteriza”, añadió.
“Usaban drones chinos que no son muy caros y son fáciles de transportar y manejar. Además, resultan mucho más baratos que construir túneles…”, dijo Vigil en alusión al drone chino de marca  “Spreading Wings 900” que cayó en Tijuana.
Tras la humillante derrota de su propuesta para financiar la ampliación y el reforzamiento del Muro fronterizo con México en el presupuesto para el año fiscal 2017, el presidente Donald Trump se prepara para la batalla decisiva en 2018, cuando intentará arrancar al Congreso los casi 50 mil millones de dólares que piensa utilizar para completar el blindaje del Muro y contratar a más agentes de la patrulla fronteriza y de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
El objetivo, según prometió Donald Trump a su base electoral, será impedir el paso de “bad hombres” y “terroristas”. Pero también, cortar de tajo el trasiego de drogas que hoy es causa de una epidemia de consumo en Estados Unidos, principalmente de heroína.
“El problema es que nada de eso servirá. No sólo porque los carteles de la droga han demostrado ser como un organismo muy eficaz que evoluciona y se ajusta para seguir con su negocio a través de la frontera”, añadió Vigil.
Sino porque, además, “el mejor Muro contra el crimen organizado y los carteles de la droga es la cooperación con México”.
Desafortunadamente, añade, “ni Donald Trump, ni su secretario de Seguridad Interna, John Kelly, lo han entendido. Y Trump ha cometido un gran error al insultar a un vecino como México…”
A la valoración de Vigil se suman los más recientes reportes de la Oficina de Rendición de Cuentas del gobierno de EU (GAO) y un informe del Consejo Americano de Inmigración donde los planes de Donald Trump para garantizar la seguridad fronteriza están marcados por el oportunismo político y la improvisación.
A manera de ejemplo, los expertos de la GAO han advertido que, en las iniciativas que impulsa la Casa Blanca, no se contemplan suficientes recursos para combatir uno de los más serios problemas para combatir el tráfico de personas, drogas y armas.
Es decir, la red de túneles que se han convertido en uno de los más socorridos recursos de los carteles de la droga para seguir trasegando su mercancía y para conseguir armamento de alto poder.
“El análisis de GAO demostró que, según cifras del Departamento de Seguridad Interna (DHS), entre los años fiscales 2011 y 2016 el número de túneles descubiertos en la frontera llego a 67, mientras que la incursión de aviones ultraligeros superó los 534 incidentes y el número de lanchas rápidas o embarcaciones recreativas detectadas superó los 309 casos”, sostiene el reporte de GAO.
“El DHS ha identificado cambios en las tácticas, técnicas y procedimientos de las organizaciones que representan desafíos nuevos para la seguridad fronteriza”, advierte el informe elaborado en mayo de este año donde también se hace una mención al uso de los submarinos para tratar de evitar la vigilancia aérea y terrestre de la Guardia Costera y la patrulla fronteriza.
Drones cargados de droga confiscados / Foto Internet
Pero nada relacionado con el uso de drones que, en opinión de Mike Vigil, será la nueva fase en la lucha por garantizar la seguridad fronteriza con México.
En la continua lucha para tartar de atajar el flujo de drogas y personas de norte a sur, y de armas y dinero blanqueado hacia el sur, los carteles de la droga han recurrido a todo tipo de métodos y estrategias.
Como por ejemplo, la construcción de túneles, el uso de catapultas, aviones ultraligeros, submarinos, embarcaciones recreativas y una tupida red de complicidades entre agentes de inmigración y aduanas (ICE) y la patrulla fronteriza que se hacen de la vista gorda para seguir permitiendo el negocio de los carteles y el crimen organizado hacia ambos lados de la frontera.
Precisamente otro elemento a tomar en cuenta es la contratación “al vapor” de agentes de la patrulla fronteriza y en la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
Según el especialista en seguridad, Joshua Breislatt, la apurada contratación de agentes de la patrulla fronteriza entre el 2003 y el 2016 –para elevar la cifra a más de 20 mil efectivos–, ha traído consigo efectos no deseados como un incremento en los casos de corrupción.
 “Los problemas generados por el reclutamiento apresurado y el estallido en el crecimiento de la Patrulla Fronteriza entre 2006-2009 obligaron a impulsar importantes reformas, incluyendo la Ley Anticorrupción de la Corrupción de 2010”, aseguró Breislatt en un reciente reporte para el Consejo de Inmigración.
 “Entre las medidas se incluyen pruebas de polígrafo obligatorias. En muchos casos, estos exámenes de polígrafo revelaron antecedentes preocupantes de los solicitantes  incluyendo 10 solicitantes que se cree que tienen vínculos con el crimen organizado que habían recibido sofisticados entrenamientos sobre cómo derrotar el examen polígrafo”, añadió.
Josiah Heyman, director del Centro de Estudios Fronterizos e Interamericanos de la Universidad de El Paso, Texas, reveló en un reciente estudio que “en los últimos 10 años, casi 200 empleados y trabajadores contratados del Departamento de Seguridad Interna han cobrado casi 15 millones de dólares en sobornos mientras se les paga para proteger las fronteras de la nación y hacer cumplir las leyes de inmigración”.
Los hallazgos de estos especialistas, sumados a las advertencias de expertos en la lucha antinarcóticos como Mike Vigil, demuestran así que la estrategia de seguridad fronteriza que intenta implementar la administración de Donald Trump no solo es improvisada, sino que sigue levantando muchas críticas y recelos hacia ambos lados de la frontera.
Los únicos beneficiarios de este oportunismo disfrazado de interés por la seguridad fronteriza, seguirán siendo los carteles de la droga y los traficantes de armas y personas que, como siempre, disponen de recursos ilimitados y complicidades hacia ambos lados para satisfacer la demanda del principal consumidor de drogas en todo el mundo y asegurar al mismo tiempo sus ganancias y una capacidad de fuego capaz de poner en jaque a cualquier Estado.

About admin

Check Also

VIDEO: Así es el mega narcotúnel México-EU

Autoridades de EU revelan que la obra mide 1.3 km -.9 millas- entre Tijuana y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *