Home / LA MIGRA/EU / Trump despide al director del FBI
Comey, al centro, fue clave en las elecciones de noviembre entre Clinton y Trump. Su declaración 11 días antes de las votaciones de que investigaba los correos de la candidata demócrata encendieron los comicios. Hace unos días Clinton lo acusó de su derrota al igual que la supuesta conexión rusa en el caso de sus emails / Foto Internet

Trump despide al director del FBI

James Comey investigaba los posibles nexos de Rusia y la campaña electoral del presidente de EU
Agencias
El presidente Donald Trump despidió este martes a James Comey, director del FBI y encargado de la investigación sobre los lazos entre Rusia y el entorno de Trump durante la campaña electoral. Esta decisión se produce después de una polémica declaración de Comey en el Congreso, que obligó al FBI a enviar una carta para corregir su testimonio sobre los correos de la asistente de Hillary Clinton.
“El presidente ha aceptado la recomendación del fiscal general -Jeff Sessions- y del procurador general adjunto – Rod Rosenstein- sobre el despido del director del FBI”, dijo a periodistas el secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, según político.
Comey declaró en marzo en el Congreso que la agencia de inteligencia estaba investigando las posibles conexiones del entorno de Donald Trump y Rusia en medio de la pesquisa para evaluar la intromisión de Moscú en las pasadas elecciones presidenciales.
Trump decidió despedir a Comey tras la recomendación del fiscal general Jeff Sessions, quien en un documento explicó que seguía el consejo del vicefiscal Rod Rosenstein, que acusó al ya exdirector de haber deteriorado “la credibilidad y el prestigio” del FBI.
En la carta de Trump dirigida a Comey para comunicarle su despido, el presidente le agradeció que le informara “en tres ocasiones diferentes, que no estoy bajo investigación”, pero le indicó que “concordaba con el juicio del Departamento de Justicia de que usted ya no es capaz de liderar con efectividad la agencia”.
Comey descubrió que había sido despedido cuando lo vio en las pantallas de televisión mientras se dirigía a un grupo de empleados del FBI en Los Ángeles. Poco después, una carta fue enviada a la sede de la agencia en Washington.
Entre los primeros en reaccionar al despido estuvo Lindsey Graham, uno de los senadores que se ha mostrado a favor de seguir investigando los nexos de Moscú con el entorno de Trump. En un comunicado, explicó que “dadas las últimas controversias que han rodeado al director, creo que un nuevo comienzo le vendrá bien al FBI y a la nación también”.
El demócrata Chuck Schumer, líder de la minoría en el Senado, sostuvo que el despido es un “gran error” que va a llevar a interpretar que Trump está tratando de ocultar información.
“¿Estaban llegando las investigaciones (del FBI) muy cerca del presidente Trump?”, se preguntó Schumer en una rueda de prensa en Washington.
El despido de Comey se produjo justo poco después de que el FBI enviara este martes una carta al Congreso corrigiendo información ofrecida la semana pasada su jefe respecto a la investigación sobre los e-mails de Hillary Clinton que, según la excandidata presidencial, le costó la elección el pasado noviembre.
La equivocación se dio cuando Comey habló sobre los correos electrónicos de Clinton que fueron encontrados el otoño pasado en la computadora de Anthony Weiner, quien en ese entonces era el esposo de Huma Abedin, una de las asesoras más cercanas de la ex secretaria de Estado.
En la carta enviada al Congreso por la agencia explicó que “nuestra investigación determinó que la señora Abedin solía reenviar correos a otras personas para que se los imprimieran. Si bien no conocemos el número, de acuerdo con nuestra investigación, el FBI cree que es razonable concluir que gran parte de los correos hallados en la computadora del señor Weiner relacionados con la investigación de Clinton ocurrieron como resultado del respaldo de dispositivos electrónicos personales, y que solo un pequeño número fue reenviado por la señora Abedin al señor Weiner”.
Comey, que fue duramente criticado por salir a anunciar la reapertura de la investigación contra Clinton a 11 días de las elecciones, fue nombrado director del FBI por el expresidente Barack Obama en 2013 para un mandato de 10 años para sustituir en el cargo a Robert Mueller.
 Comey es un jurista republicano que trabajó para George W. Bush como segundo del Departamento de Justicia y había previamente ejercido como fiscal en Chicago, Richmond y Nueva York.
Comey consiguió una aprobación casi unánime en el Senado: 93 votos a favor y tan solo uno en contra, el del senador republicano Rand Paul.

About admin

Check Also

Coronavirus: 4 senadores de EU sacaron provecho personal

Tres republicanos y un demócrata vendieron  millones de dólares en acciones tras participar en reunión …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *