Home / AMARILLO / Venció al Cáncer de Mama
Blanquita en su negocio de Water Tree / Foto AM de Amarillo

Venció al Cáncer de Mama

Luego de dos años de quimioterapia y una mastectomía -retiro de los senos- una Blanca Méndez narra su lucha contra el Cáncer de Mama
Por: Alejandro Fernández/Fotos: Yolanda Mendoza
Amarillo, TX.- De que hay guerreras, las hay y Blanca Méndez -Blanquita para sus más allegados- es una de las más obstinadas. 
Hace dos años le diagnosticaron Cáncer de mama. Esta es la historia de cómo se sintió morir, luchó, se armó de valor, se encomendó a Dios y ganó la batalla.
“Fue la experiencia más terrible que me ha pasado”, dice con voz entrecortada, a punto de estallar en llanto.
Exhala, toma fuerzas y continúa: “No lo quería aceptar porque me dijeron que -el Cáncer- estaba muy avanzado, mi hija casi se muere cuando supo”.
Afloran lágrimas indiscretas. La entrevista es más una confesión, una charla amistosa, a la entrada de su negocio.
Casi sin aliento Blanquita saca su alma de guerrera. “Ya cuando estaba consciente de que lo tenía me dije, voy a luchar todo lo que pueda’; ahora ni lo quiero recordar, fue lo más terrible que me ha pasado, pero a la vez no cambio esa experiencia porque aprendí mucho. Ahora me siento privilegiada por Dios”.
Polo Méndez, Blanquiita, su hermana Angie, su hijo Ezequiel y su sobrina inquieta Kimberly / Foto AM de Amarillo
Una vida de trabajo, hasta que…
Blanca Méndez está casada desde hace 28 con Leopoldo -Polo- Méndez, con quien procreó tres hijos: Ezequiel, de 25 años; Saraí, de 23 y Noah, de 21; y dos negocios Polo’s Tires and Wheels, en 1999 y desde el 2015 la distribución de agua alkalina Water Tree, ambos sobre el 1310 SE de la 10th Ave. 
Sus padres Ernestina y Antonio García, oriundos de Reynosa, Tamaulipas, engendraron 10 hijos. 
En 1979 Don Toño emigró con toda la prole al sur de Texas, primero a Weslaco y luego a Mission. Blanquita tenía entonces 9 abriles. En busca de mejores horizontes la familia se movió más al norte, a Bovina y Uvalde, Texas, entre 1984 y 89.
De este último punto Blanquita sacó a la guerrera que trae encima. Tenía 19 años cuando se plantó ante sus padres y les soltó: “Quiero irme a vivir a Fort Worth. Lo platicamos y no muy convencidos me dejaron ir”, sonríe. “Además no me fui al ahi se va, llegué con unos pariente”. 
Apenas se estaba acomodando en Fort Worth cuando de la nada apareció Polo Méndez, quien era amigo cercano de sus parientes. El flechazo fue inmediato, directo al corazón. Heart attack, pues. “Era la segunda semana de marzo. Fue amor a primera vista. Tanto que para mayo ya estábamos casados”, sonríe pícara. 
En el 92 la pareja se vino a Amarillo a probar suerte. Entraron a la IBP -hoy Tyson-. Ella se retiró a los dos años cuando se embarazó. Polo se siguió otros 8 años hasta que en el 97 empezaron a comprar y vender llantas en La Pulga de la Ross. En el 99 abrieron Polo’s Tires and Wheels y en agosto del 2005, Water Tree. 
Todo iba bien hasta el fatídico mes de septiembre de 2018, cuando la vida le cambió a la feliz pareja…
Polo y Blanquita, flechazo a primera vista / Foto AM de Amarillo
‘No se rindan’
“Todos los años me hacía revisiones y nada”, cuenta Blanquita. “En el 2017 el doctor me dijo que había detectado algo y me ordenó unos exámenes pero no salió nada. Hasta se enojo”, dice.
Cuenta que en el 2018 el mismo doctor le reiteró sus sospechas y la mandó a hacerse exámenes más profundos, una mamografía, un sonograma y hasta una biopsia. 
Y sí. Había tres bolitas, dos benignas y una tercera con un Cáncer de mama muy agresivo.
“Lo que más me me pudo fue que no tuvieran ningún tacto. Vino una doctora y como si nada me enseñó unos dibujos y me dijo dijo de que se trataba”. 
“Primero no sentí nada pero luego en el carro entre en shock y empecé a llorar. Lo bueno fue que mi cuñada Jane sabía que andaba haciéndome exámenes y me habló”.
Le contó lo sucedido y más tarde a Polo y a su familia. Todos la fortalecieron. Fue cuando se dijo, ‘voy a luchar todo lo que pueda”.
Vinieron quimioterapias y una operación de senos, con todo lo que conlleva el proceso: debilidad extrema, vómitos, dolores de articulaciones, caída de cabello y lo más terrible “ ver cómo sufría mi familia”.
En noviembre del año pasado, finalmente superó al Cáncer de mama. “Estoy como se dice, en remisión. Me debo tomar una pastilla diaria durante los próximos 5 años, pero creo que ya estoy libre”, dice.
De salida Blanquita envía un mensaje a las mujeres que tengan algún tipo de cáncer: “no se rindan, cuiden su cuerpo, es muy importante conservarse saludable. Gracias a Dios me siento una nueva persona y muy fuerte”.
Nombre: Blanca Méndez
Edad: 49 años
Esposo: Leopoldo Méndez
Hijos: Ezequiel, 25 años; Saraí, 23 y Noah, 21
Nacida en: Reynosa, Tams.
Padres: Ernestina y Antonio garcía
Hermanos: Tomás, Toño, José, Ricardo -Blanca-, Jacinto, Sandra, Angélita, Rodolfo y Cecilio

About admin

Check Also

Sanan 2, dan positivo otros 9 en Amarillo

“Fueron las peores dos semanas de mi vida”, le dice sobreviviente del Coronavirus al Canal …

2 comments

  1. Bandito Dios! Blanca y Polo son unas personas muy nobles y muy Fuentes. Gracias por esta publication da mucha fuera y esperanza.

    • Dentro de nuestras posibilidades, en AM de Amarillo estamos atentos a lo que ocurre dentro de la comunidad hispana. Apreciamos infinitamente su comentario; nos llena de satisfacción para continuar con nuestra labor. Muchas GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *